" La Sombra Del Naranco ": Emprendedores y sorprendidos

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Emprendedores y sorprendidos




La vida se hace larga cuando te das cuenta que tan sólo tienes 42 años y tanta responsabilidad cumplida y por cumplir.

Me sorprende leer cada día la gente que se dedica a promocionar e informar a "los nuevos emprendedores". Los consejos que se repiten una y otra vez invitando y motivando de como salir adelante en la sociedad actual, donde nadie sabe el rumbo de España, nuestra patria, que se va al traste por momentos. Cualquier cosa puede pasar aquí, ante el riesgo inminente de quiebra.

Nadie se responsabiliza de nada...

Llevo desde el principio que empecé a escribir aquí en el blog, viendo las cosas con energía y vitalidad, pero alguna vez noto desfallecer mis esperanzas y mis fuerzas, ante tanta mentira y contradicción, tanta prepotencia.

He ido liberándome poco a poco de mis ataduras, de mis pagos y mis deudas, de cosas que sobraban y ando con lo imprescindible. Puede parecer una tontería, pero me siento bien cuando pienso que el coche que tengo, está pagado por ejemplo (y eso es una novedad en mí) o que no tengo ni la cuarta parte de la carga que he soportado durante toda mi vida (me refiero laboralmente).

Nuestra casa en Zaragoza que allí quedó, casi resulta simbólica, todo un icono de tiempos pasados que contrastan con la situación general actual. : Unifamiliar con cuatro plantas, dos plazas de garaje en medio de la naturaleza, con todo tipo de amplitudes y comodidades...

Me resulta gracioso escuchar (no conversar) con algunas personas que repiten una y otra vez los fantásticos proyectos y sueños, con deudas hasta el cuello, además de repetirme el valor de sus propiedades una y otra vez.

La inteligencia de esta gente se basa en explicarme y convencerme que no les entiendo que estoy equivocado totalmente y que su vida es lo mejor e indudablemente lo más maravilloso que pueda existir (y lo es, en cierto modo pero no es el momento ni las formas empleadas precisamente)

" No me entiendes, no me entiendes, no me entiendes "

-Pues no; no entiendo nada y como yo,otros muchos.

¿Qué es lo que hay que entender, cuando el propio ejemplo de los predicadores es la contradicción más verdadera y absoluta que contemplar?



1 comentario:

José Antonio dijo...

Paso vergüenza cuando después de un día entero publicada una entrada observo alguna falta de ortografía... (he sustituido librándome por liberándome) El caso es que dudo...